Agricultura

Ecuador, es un paìs estratègico y con una abundante riqueza muy codiciada por millonarios que viven sòlo de la especulación a largo plazo. Lamentablemente no existe una condiciòn clara constitucional que permita expropiar tierras adquiridas por extranjeros y nacionales simplemente con el deseo de aprovecharse del desarrollo comunitario, lo que ha ocasionado que queden estas tierras tremendamente productivas abandonadas y sin generar empleo al sector agrícola que se ve obligado a emigrar o delinquir para poder vivir. El siguiente artìculo trata de crear una protecciòn irrenunciable del Estado que impida este tipo de inversiòn sin beneficios para la comunidad.

PROTECCION DE TODAS LAS TIERRAS FERTILES DEL ECUADOR

5.- El Estado Ecuatoriano tendrà la obligación de exigir un plan de producción para todas aquellas instituciones o personal naturales de procedencia extranjera que deseen comprar grandes extensiones de terrenos agrícolas que superen las 100 hectàreas, a fin de garantizar que dichas adquisiciones brinden una posibilidad de empleo a los ecuatorianos del sector en un plazo no mayor a 6 meses luego de realizada la venta. En caso de que luego de 6 meses el adquiriente de las tierras no las ha usado en un 60 % para los fines que estipulò al Estado y no ha generado trabajo al menos 1 trabajador por cada 10 hectàreas, automáticamente estas tierras pasaràn otra vez al Estado sin ningún tipo de indegnizaciòn. Para el caso en que el dueño de las tierras fuera un ecuatoriano, y las vendiera a un extranjero, deberà de cumplir las mismas condiciones o pasarà a manos del Estado de igual forma y no del anterior propietario. Esto regirà sòlo para futuras ventas de tierras posterior a su introducción en la constitución.

No hay Comentarios

No hay Comentarios aún

Dejar una Respuesta

*
Para comprobar que usted es una persona (y no un script malicioso), escriba la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Imagen

[x] Cerrar
E-mail