MEDIO SIGLO DE LA REVOLUCION CUBANA

Quien tenga la sencillez  por el mayor de sus principios y la solidaridad por su bandera y estandarte, quien pueda valorar la grandeza del desprendimiento y privilegie la generosidad aún a costa de sus necesidades, quien piense que el crecimiento individual solo se garantiza con el desarrollo colectivo y crea que la felicidad de todos es una lucha digna de pelearse, podrá repetir con nosotros esta mañana que Cuba es, sin duda, la mas hermosa isla que ojos humanos han visto jamás.

Medio siglo ha pasado del sueño y de haberlo conseguido, La Revolución Cubana, medio siglo de equidad social, de solidaridad, de libertad plena, de verdadera independencia, de soberanía y de lo más importante, de  humanidad, cincuenta años de revolución, el cual   hoy es  más  fuerte que nunca y su ejemplo brilla cada día más, hoy  prueba  de los más  gratos  sentimientos  de humanidad, el de salvar  vidas  y de la gran solidaridad del pueblo y  la  República de Cuba, existimos aquí mas de  2750 jóvenes  ecuatorianos  que  cursamos  estudios  en diversas carreras, lo que   nos  ha permitido crecer  como jóvenes distintos y ser cada día más humanos.

Compañero Presidente Correa, estamos convencidos que la unidad en medio de la diversidad nos garantizará el ECUADOR gigante que tanto soñamos, es por ello que la delegación de estudiantes ecuatorianos en Cuba integrada por estudiantes de diversas especialidades como: medicina, economía, pedagogía, agronomía, veterinaria, bibliotecología, ingeniería, deportes, biología, derecho, artes etc.  Se caracteriza como una delegación PLURINACIONAL, pues estamos convencidos que los pueblos y nacionalidades originarios a través de sus luchas han contribuido y contribuyen  en la construcción del país diferente por el que peleamos, SOLIDARIA, porque sin escatimar recurso alguno estamos decididos a servir a quienes claman ayuda  y a quienes tienen deseos de construir un Ecuador justo y trabajador. PROGRESISTA, PATRIÓTICA, DEMOCRÁTICA y ANTIIMPERIALISTA, que con la unidad de todos sus miembros y basándonos en los principios de la TOLERANCIA y el RESPETO, trabajamos por la defensa de la soberanía de nuestro país, lo cual se refleja en los proyectos que surgen del interés de sus miembros para mejorar las situaciones sociales y económicas de nuestra patria, estos proyectos se han materializado en los diferentes  trabajos  voluntarios que realizamos en Ecuador  durante nuestro periodo vacacional en beneficio de nuestro pueblo, así mencionarlo que hemos  realizado dichos trabajos en la mayoría  de las provincias del país, también podemos destacar que desde la llegada de nuestros primeros  compañeros a Cuba nos hemos organizado todos los ecuatorianos para realizar encuentros, festivales culturales, entre otros. Prueba de ello  y del segundo festival nacional, surge la Organización Plurinacional de Estudiantes Ecuatorianos en Cuba, (OPEEC), que agrupa a todos y cada uno de los ecuatorianos en la Isla  pues somos los pioneros en poner en práctica uno de los grandes desafíos que es  la  verdadera unidad dentro de la diversidad.

Por lo que  Reconocemos los avances trascendentales que en la Nueva Carta Magna elaborada en Ciudad Alfaro se implementan en materia de derechos individuales, colectivos, cultura, educación, salud, de defensa de la soberanía y autodeterminación, de integración con naciones hermanas. Sabemos que falta un largo camino para que los 444 artículos se transformen en realidad e impacten positivamente en cada ciudadano ecuatoriano, por lo cual expresamos nuestro compromiso y voluntad de aportar de manera significativa a los profundos cambios planteados siempre que vayan en beneficio de nuestro pueblo.

Nos sumamos a la patriótica defensa de nuestra soberanía, manifestada en la decisión de poner fin al convenio para la ocupación de la base de Manta por los Estados Unidos de Norteamérica y hacemos nuestras las palabras del Viejo luchador: “nada de vender el territorio, nada de mermar la sagrada herencia que nos legaron los libertadores”.  Además de la valiente postura asumida ante la reciente violación de nuestro suelo patrio por parte del ejército colombiano –asesorado por el gobierno de  Estados Unidos- y la solución de esta agresión por la vía diplomática, defendiendo con altura la razón que nos asiste, respaldamos firmemente la decisión de no pagar la ilegítima, corrupta y ya pagada deuda externa puesto que ha servido nada más  para enriquecer a un grupo minúsculo de  corruptos  que están acostumbrados a engrandecer su fortuna  a costa del sufrimiento de la gran mayoría de los ecuatorianos. Miramos con optimismo los importantes avances del gobierno por la integración latinoamericana bajo los principios de solidaridad, equidad y justicia, donde el ser humano constituye la razón de ser y el eje fundamental en la lucha por la justicia social.